Contratistas Independientes

Los contratistas independientes realizan trabajo pagado para empresas e individuos, pero no se n empleados. Esta relación que no es de empleo, se basa en un acuerdo oral o escrito entre la empresa y el contratista independiente. Este contrato puede proporcionar estándares específicos para el producto de "trabajo" y establecer la tarifa a pagar por ese trabajo. Las empresas que contratan contratistas independientes por lo general no retienen impuestos a la renta federales ni estatales ni de Seguridad Social de los pagos que realizan a contratistas independientes y no mantienen seguro de desempleo ni de compensación para esos trabajadores. La mayoría de los contratistas independientes, por lo tanto, tienen que hacer sus propios pagos de impuestos trimestrales.

A los contratistas independientes por lo general se les paga por proyecto, en lugar de por hora. Los contratistas independientes tienen un mayor grado de control con respecto al trabajo que realizan y tienen la capacidad de trabajar para varias empresas. Sin embargo, no reciben muchas de las protecciones legales que disfrutan los empleados. Si es una empresa o un trabajador involucrado o que considera llegar a un acuerdo con un contratista independiente, debe conocer las consecuencias legales. Contáctese con Taubman Kimelman & Soroka, LLP para que conversemos sobre su situación en New York, New York.

Derechos y Responsabilidades de los Contratistas Independientes

Las empresas que utilizan contratistas independientes no son sus empleadores; están más cerca de ser clientes de los contratistas independientes. Los contratistas independientes tienen el derecho a determinar ciertos aspectos del proyecto, como dónde y cómo se realizará. Si es un contratista independiente, la empresa que lo contrata no tiene derecho a dirigir su proceso de trabajo. En términos generales, su cliente especifica el resultado deseado de su trabajo y usted tiene la libertad de determinar cómo llegar a ese resultado.

Definición de un Contratista Independiente

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha determinado que no existe una regla única o prueba para determinar si los individuos son empleados o contratistas independientes. En lugar de eso, la determinación se hace revisando la relación general y quién la controla. Entre los factores que la Corte considera importantes se cuentan:

  • La habilidad requerida
  • La fuente de procedimientos y herramientas
  • La ubicación del trabajo
  • La duración de la relación entre las partes
  • Si la parte contratante tiene derecho a asignar proyectos adicionales a la parte contratada
  • La extensión de la discreción de la parte contratada con respecto a cuándo y cuánto trabajar
  • La forma de pago
  • La función de la parte contratada en la contratación y pago de ayudantes
  • Si el trabajo es parte de un negocio regular de la parte contratante
  • Si la parte contratante está en el negocio
  • La estipulación de los beneficios de los empleados
  • El tratamiento impositivo de la parte contratada

Factores como la existencia de un acuerdo de contratista independiente formal o el permiso del trabajador por parte del estado o gobierno local no son elementos determinantes típicos.

Conclusión

Para determinar si un individuo es un empleado o un contratista independiente, se debe analizar la relación entre el trabajador y la empresa. El grado de control de la empresa en relación con el trabajador debe considerarse en comparación con el grado de independencia que tiene el trabajador con respecto a la empresa. Si tiene consultas con respecto a si la relación implica una condición de contratista independiente o de empleado, contáctese con un abogado con experiencia en leyes laborales de Taubman Kimelman & Soroka, LLP en New York, New York, para asegurar que se protejan sus derechos.